google-site-verification=ldFPMJs5-yw4C3ux8Xv8ENWEiUVKr0YQXFz1pwdIcXE
top of page

El camino de Bolivia hacia las “Empresas B”

“No existe un planeta B, pero sí “Empresas B” que generan ganancias y que, además, crean un impacto social y ambiental”. (Laredo, 2020).


En el año 2006, en Berwyn, Pensilvania (EEUU), nació B Lab, una organización sin fines de lucro, cuya visión es alcanzar un inclusivo, equitativo y regenerativo sistema económico para todas las personas y para el planeta. Esta organización certifica a las “Empresas B” por su contribución al entorno; son aquellas que, sin resignar la ganancia económica, aportan al bienestar de la comunidad a través de proyectos y soluciones, cumpliendo el compromiso de generar impactos positivos socioambientales, operando con altos estándares de desempeño y transparencia. Todo esto se realiza con la visión de una economía donde el éxito se mida por el bienestar de las personas, las sociedades y la naturaleza. De este modo, ser “Empresa B” significa demostrar que es posible perseguir un triple impacto en la sociedad (económico, social y ambiental) de manera simultánea, con un compromiso de mejora permanente, legal y a largo plazo.


Para poder certificarse como una “Empresa B”, las empresas deben medir su desempeño a través de la Evaluación de Impacto B en cinco ámbitos sobre los que influye la acción de la organización: su modelo de negocio, gobernanza, empleo, medio ambiente y comunidad. La cofundadora de Sistema B, María Emilia Correa (2018) señaló que “las empresas pueden volverse B en cualquier momento, tengan uno o 100 años y sean micro o grandes”. Por este motivo, existe una etapa que se llama “bependiente”, para todas las empresas que quieren ser B y que todavía no tienen la capacidad de serlo, pero que en su estrategia anual están generando alineamientos.


En el mundo existen 3.943 empresas certificadas como “Empresas B”. Bolivia se ha unido a los países que aplican este modelo de negocios con la empresa de pisos de caucho reciclado Mamut (certificada en 2019) y la empresa de filtros de agua Bild (certificada en 2015), las cuales fueron las primeras en obtener su certificado por combinar la rentabilidad económica con el impacto social y ambiental.


Alfredo Zepeda (2019), director ejecutivo del Sistema B de Chile, indicó que en Bolivia solo existen dos empresas certificadas: BILD y Mamut, sin embargo, indica que el interés de las empresas comienza a notarse. “Bolivia tiene un potencial enorme de crecimiento en este modelo de negocios, creemos que en un par de años será un referente para otros.” Hasta finales de 2020, 15 empresas bolivianas se encontraban realizando los trámites para obtener la certificación. Laredo (gerente de la empresa Mamut) señala que “muchas empresas bolivianas ya desarrollan proyectos de impacto, pero no los miden”.



Fuente: Sistema B (página oficial, mayo 2021)


Daniel Andrade, gerente de la Empresa Bild, indicó en una entrevista que "las empresas tenemos que ser agentes de cambio para acercarnos a nuestras comunidades. En un desafío de alto nivel de innovación. (…) Nosotros creemos firmemente que las empresas deben ser un agente de cambio social positivo que genere un impacto para mejorar la calidad de vida de las personas. Es posible redefinir el sentido de éxito de una empresa; que no solo sea el dinero sino el compromiso con las comunidades”.


Del mismo modo, Manuel Laredo, gerente general de Mamut, indicó: “Somos una empresa de materiales sostenibles para la creación de ciudades sostenibles. Hemos visto que había un problema con las llantas usadas en Bolivia por lo que, a través de una economía circular no tradicional e innovadora, las transformamos en pisos de goma amortiguantes que generan beneficio en la calidad de vida de la gente en todo Bolivia.”


Actualmente, Bolivia se encuentra en camino para poseer una mayor cantidad de empresas clasificadas como “Empresas B” y unirse al resto del mundo en la búsqueda de la sostenibilidad, sin sacrificar sus beneficios económicos y la protección al medio ambiente.





Referencias

CAF [Banco de Desarrollo de América Latina]. (25/01/2017). “Empresas B”: redefinen el sentido del éxito en los negocios. Bolivia Emprende Recuperado el 17/05/2021 de https://boliviaemprende.com/noticias/empresas-b-redefinen-el-sentido-del-exito-en-los-negocios

Cainco. (02/02/2019) “Empresas B”, nacidas para generar impacto. Empresa & Desarrollo. Recuperado el 14/05/2021 de https://www.cainco.org.bo/empresaydesarrollo/2019/02/02/10000218/

Castel, J & Vásquez, W. (16/05/2018). Empieza el movimiento de las empresas de bienestar. Periódico La Razón. Recuperado el 15/05/2021 de https://www.la-razon.com/lr-article/empieza-el-movimiento-de-las-empresas-de-bienestar/

Economy. (15/01/2019). Promueven el Sistema B en Bolivia para impulsar la economía de Triple Impacto. Recuperado el 16/05/2021 de https://economy.com.bo/portada-economy/8-economy/negocios/1315-natura-promueve-en-bolivia-el-sistema-b-para-impulsar-la-economia-de-triple-impacto

Journey Bolivia. (26/02/2020). “Empresas B”, un modelo que desafía a las “Empresas B”olivianas. Coca-cola Journey. Recuperado el 12/05/2021 de https://www.coca-coladebolivia.com.bo/historias/medio-ambiente-empresas-b--un-modelo-que-desafia-a-las-empresas-bolivianas

Journey Bolivia. (s.f.). Conoce la primera “Empresa B” de Bolivia y su compromiso por el acceso al agua potable. Coca-cola Journey. Recuperado el 17/05/2021 de https://www.coca-coladebolivia.com.bo/historias/medio-ambiente-conoce-la-primera-empresa-b-de-bolivia

Laredo, M. (28/02/2020). “Empresas B”. Diario Opinión. Recuperado el 16/05/2021 de https://www.opinion.com.bo/opinion/manuel-laredo-g/empresas-b/20200228172217753720.html

Sistema B. Página oficial: https://www.sistemab.org/


397 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page