google-site-verification=ldFPMJs5-yw4C3ux8Xv8ENWEiUVKr0YQXFz1pwdIcXE
top of page

Nuestra ropa como solución: Fibras naturales vs. sintéticas


Fuente: SuperMacro Rope (consultado el 8 de julio de 2021)


En esta publicación, discutiremos las diferencias entre fibras naturales y sintéticas. Al llamar la atención sobre el origen de las fibras en nuestra ropa, esperamos ayudarlo a tomar decisiones sostenibles y ecológicas, así como a fomentar un mercado de moda ético.


La fibra forma parte de nuestra vida diaria. Los tejidos y textiles que utilizamos a diario se pueden caracterizar como fibras naturales o sintéticas. Las fibras naturales provienen de plantas y animales, mientras que las fibras sintéticas están hechas de compuestos químicos. El uso de fibras naturales en la producción de tejidos y la moda se remonta a las civilizaciones antiguas. De hecho, las fibras naturales como el cáñamo se utilizaron en textiles en el Medio Oriente y China alrededor del 8000 a. C., y el lino fino hilado maduraba en Egipto alrededor del 3400 a. C. (Shareef, 2021). El lino es la fibra natural más antigua y también la más utilizada (Preisner, 2000). La producción de fibras sintéticas solo comenzó alrededor de 1910 con la producción comercial de fibra de rayón debido al desarrollo tecnológico (Gupta, 2007). Hoy en día, alrededor del 60% de las fibras de nuestra ropa son sintéticas (Resnick, 2018).


Todas las fibras utilizadas en la industria de la moda pueden tener un impacto medioambiental significativo. Sostenible por naturaleza, el uso de fibras naturales en la producción textil y la moda se encuentra, sin duda, entre las mejores respuestas para una industria de la moda sostenible en todo el mundo. Las fibras naturales forman parte del ecosistema. Son renovables, sostenibles y biodegradables (Chandramohan, 2011). Además, no son tóxicas para los humanos y la vida silvestre. De hecho, algunas fibras naturales tienen propiedades antimicrobianas, lo que permite lavarlas menos, ahorrando agua y energía (Asim, 2017). En comparación con las fibras sintéticas, las fibras naturales consumen menos energía y utilizan menos agua en su producción. Las fibras sintéticas, aunque también son sostenibles por naturaleza, no son necesariamente ecológicas cuando se trata de impactos ambientales. Especialmente porque los materiales sintéticos como el poliéster y el nailon crean microplásticos que contaminan el medio ambiente, especialmente los océanos (Corami, 2020). Como resultado, las fibras naturales en la producción textil y la moda sirven como una de las mejores respuestas hacia una industria de la moda sostenible en todo el mundo.


Familias de todo el mundo se encuentran en situaciones desastrosas debido a la pérdida de dependencia de la producción de fibras naturales (Adekomaya, 2016). Un aumento en la adopción de fibras naturales podría generar desarrollo en las áreas rurales. Por ejemplo, a lo largo de los años en Hecho x Nosotros, hemos impactado las vidas de más de 7500 artesanos y productores al ofrecer talleres de preparación y oportunidades laborales. En términos de sostenibilidad, las comunidades indígenas de América Latina tienen un gran potencial debido a la cantidad de fibras naturales de alta calidad y las prácticas textiles tradicionales.


Las fibras naturales alimentan a comunidades sostenibles que pueden tener un impacto positivo en la biodiversidad al proteger contra la desertificación y la contaminación, y sirven como una alternativa a la fibra procesada químicamente. Las fibras naturales son la respuesta más responsable a la hora de elegir nuestra ropa. Elegir fibras naturales tiene que ver con la comodidad, la calidad y un impacto positivo en nuestro planeta.

Al elegir estas fibras, también estamos eligiendo impactar positivamente nuestro planeta y nuestras comunidades, mejorando la salud, el bienestar y el desarrollo local. Hoy, la sostenibilidad es la principal característica de los productos textiles de moda. Las empresas de moda textil están más centradas en productos sostenibles que respondan a aspectos medioambientales y sociales. Al optar por las fibras naturales, la industria de la moda puede impulsar esta estrategia y solución ecológica que se remonta al uso en el pasado.


Bibliografía:

Adekomaya, O., Jamiru, T., Sadiku, R., & Huan, Z. (2016). A review on the sustainability of natural fiber in matrix reinforcement – A practical perspective. Journal of Reinforced Plastics and Composites, 35(1), 3–7. https://doi.org/10.1177/0731684415611974


Asim, M., Jawaid, M., Saba, N., Nasir, M., & Sultan, M. T. H. (2017). Processing of hybrid polymer composites—a review. Hybrid polymer composite materials, 1-22.


Chandramohan, D., & Marimuthu, K. (2011). A review on natural fibers. International Journal of Research and Reviews in Applied Sciences, 8(2), 194-206.


Corami, F., Rosso, B., Bravo, B., Gambaro, A., & Barbante, C. (2020). A novel method for purification, quantitative analysis and characterization of microplastic fibers using Micro-FTIR. Chemosphere, 238, 124564.


Gupta, B. S. (2007). Manufactured textile fibers. In Kent and Riegel’s Handbook of Industrial Chemistry and Biotechnology(pp. 431-498). Springer, Boston, MA.


Preisner, M., Wojtasik, W., Kulma, A., Żuk, M., & Szopa, J. (2000). Flax fiber. Kirk‐Othmer Encyclopedia of Chemical Technology, 1-32

Resnick, B. (2018, September 19). More than ever, our clothes are made of plastic. Just washing them can pollute the oceans. Vox. https://www.vox.com/the-goods/2018/9/19/17800654/clothes-plastic-pollution-polyester-washing-machine.

Shareef, R. A., & Al-Alwan, H. A. S. (2021, February). Sustainable textile architecture: history and prospects. In IOP Conference Series: Materials Science and Engineering (Vol. 1067, No. 1, p. 012046). IOP Publishing.


27 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page