google-site-verification=ldFPMJs5-yw4C3ux8Xv8ENWEiUVKr0YQXFz1pwdIcXE
 

Empresas B: una nueva generación de empresarios


El nuevo paradigma de éxito, que llega de la mano de una generación de empresarios con

una mirada comprometida, busca integrar en los negocios problemáticas públicas en forma

colaborativa y con un propósito enfocado en el triple impacto. Una Empresa B trabaja para

generar un impacto positivo a nivel social y ambiental, de la misma manera que busca

obtener resultados de rentabilidad.

B Lab, la organización encargada de emitir la certificación B, fue fundada en el 2007 por tres

emprendedores de Estados Unidos, luego de que dos de ellos (Joy y Bart) vendieran su

compañía de implementos de basquet. Habían creado esa empresa con una mirada sobre

el impacto ambiental, pero sus nuevos dueños dejaron de lado dichas mejoras por un tema

de costos. Desde entonces buscaron la manera de estandarizar y centralizar aquellos

empresarios que buscan priorizar una misión más allá de la rentabilidad.

Estos nuevos modelos de negocio que promueven una economía más inclusiva y

regenerativa, trabajan con actores sociales vulnerables, miden el impacto ambiental y toman

acciones para integrar estas variables en un nuevo modelo de éxito. Las empresas con

propósito miden proactivamente su impacto, pasan por un proceso de evaluación hasta

obtener su certificación B. El propósito que impulsa estas empresas está redefiniendo el

sentido del mercado, ya que las empresas participan en la solución a problemas públicos y

globales.

Actualmente existen más de 4.000 empresas B en todo el mundo, y el 18% se concentra en

Latinoamérica. Las empresas que trabajan para generar impactos positivos a nivel social,

ambiental y económico, son conocidas como empresas de Triple Impacto, como es el el

caso de Animaná empresa certificada B radicada en Argentina y que trabaja en moda

sostenible. Animaná trabaja con fibras naturales de la Patagonia, para crear prendas

priorizando procesos de producción sostenibles, formando artesanos y productores de la

región. Actualmente colabora con más de 7.000 artesanos de los Andes que producen una

gran variedad de prendas y que se comercializan de forma online o en su local en el barrio

de Palermo, de la ciudad de Buenos Aires.

Las Empresas B trabajan de forma colaborativa e incentivan el cambio de paradigma

económico. En el 2012 en Latinoamérica, se fundó Sistema B, una organización que tiene

por objetivo promover a las Empresas B, facilitando espacios colaborativos a través de

acciones colectivas como Movimiento B y Consultores +B entre otros.

Existen nuevos modelos de negocio donde el éxito se mide tanto por los resultados

financieros como por el impacto social y ambiental. El sector privado posee un nuevo

desafío y es responder al “para qué” de las empresas en la sociedad.


Correa, M. E. (2019). Sistema B y las empresas B en América Latina: Un movimiento social

que cambia el sentido del éxito empresarial. Caracas: CAF. Retrieved from

http://scioteca.caf.com/handle/123456789/1436

34 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo