google-site-verification=ldFPMJs5-yw4C3ux8Xv8ENWEiUVKr0YQXFz1pwdIcXE
top of page

El cambio sistémico para dar respuesta a la emergencia climática

Por Evangelina Sosa



A comienzos de abril se publicó el último reporte del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) donde alertan a la comunidad política sobre el riesgo de habitabilidad del ser humano en el planeta sino se llevan adelante acciones concretas en el corto plazo.


Los expertos afirman que contamos con las capacidades técnicas para cumplir el objetivo de reducir las emisiones para el 2030, pero alertan a los líderes políticos sobre la necesidad de reemplazar los combustibles fósiles como principal acción, teniendo en cuenta que el impacto de los fenómenos extremos no pueden evitarse, ni siquiera si hoy mismo se frenaran las emisiones.


Desde que se emitió el primer reporte del IPCC en 1990 se superaron en más de un 50% las emisiones de gases de efecto invernadero. Desde entonces surgieron diferentes movimientos, se desarrollaron nuevas técnicas de producción como por ejemplo la economía circular, modelos de negocio de triple impacto y procesos de certificación mas ambiciosos, entre otros. La complejidad del escenario económico futuro, demanda una estrategia planificada para poder implementar los nuevos modelos económicos y negocios sustentables. Se requiere un trabajo conjunto por parte de líderes políticos y el sector privado, aplicando una mirada inclusiva para avanzar con un cambio sistémico


La producción industrial y los hábitos de consumo están atravesando un enorme proceso de transformación y el enfoque sistémico propone una mirada integral que puede facilitar la creación de nuevos modelos de negocio para diseñar productos y procesos teniendo en cuenta el impacto ambiental, social y económico.


Quienes responden al llamado


El rubro textil es uno de los mayores emisores de gases de efecto invernadero del mundo. El impacto de sus emisiones provienen tanto por su producción como por los desechos que genera. La producción de textiles sintéticos demandan derivados de petróleo, y por otro lado las prendas que se descartan en los acelerados cambios de temporada incentivados por el Fast Fashion, terminan acumuladas en un basural o son quemadas.


Sin embargo en latinoamérica el 15% de las empresas certificadas como BCorp pertenecen al rubro textil. Diferentes empresas productoras de calzado, ropa deportiva y de otras lineas, apuestan al cambio sistémico aplicando un modelo de negocio inclusivo y regenerativo sin dejar de ser rentables. Por ejemplo Aninamá promueve el consumo consciente a través de prendas duraderas con diseños clásicos que resisten el paso del tiempo.


Estamos frente a un escenario complejo, que requiere la gestión de variables económicas, sociales y ambientales para poder asegurar la habitabilidad del ser humano en el planeta, tenemos la posibilidad de crear un nuevo sistema económico y un nuevo estilo de vida considerando el impacto de nuestras actividades.



Fuente:


“Animaná y el sueño de una moda sostenible” Disponible en: https://animanaonline.com.ar/ [se accedió el 9 de mayo 2022]


“Pensamiento Sistémico” Disponible en: https://concepto.de/pensamiento-sistemico/ [se accedió el 9 de mayo 2022]


“Ahora o nunca: las cuatro conclusiones urgentes del nuevo informe climático de la ONU” Disponible en https://www.nationalgeographicla.com/medio-ambiente/2022/04/ahora-o-nunca-las-cuatro-conclusiones-urgentes-del-nuevo-informe-climatico-de-la-onu [se accedió el 7 de mayo 2022]

26 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page