google-site-verification=ldFPMJs5-yw4C3ux8Xv8ENWEiUVKr0YQXFz1pwdIcXE
top of page

Consumo, Colaboración y Creatividad: las 3C para soluciones innovadoras en la industria de la moda





Al 24 de abril, se celebró un seminario mediado por Tricia Langman, representante de HxN, en el que la mesa consistió en la participación de Caragh Bennet, Katekani Moreku, Alison Heryes, Kiran Sunil y Adriana Marina, presidenta de HxN. Todos ellos son expertos en sus respectivos campos y forman parte de diferentes procesos de producción en la industria de la moda.


El seminario tenía como objetivo abordar temas como la intersección entre los consumidores, la colaboración y la creatividad para llegar a una industria de la moda más sostenible y liderada por los consumidores.


Caragh, fundadora de Zena, una marca que se enfoca en invertir en mujeres emprendedoras, dijo que los consumidores son agentes de cambio y deben ser invitados a ser parte de la historia de la moda. Ella alega que "¿Quién confecciona su ropa?" es una pregunta poderosa y lleva a los consumidores a tener un contacto con los productores. Por su vez, Adriana afirma que le corresponde a la industria de la moda dar voz a los pequeños artesanos locales. A veces se quedan atrapados en un sistema de explotación sin salida, y los consumidores deben pedir un cambio para sacarlos de allí. En la misma óptica, Alison Heryer, que enseña en la Universidad Estatal de Portland, enseña a los estudiantes a conectarse con creatividad con los consumidores mediante la creación de diseños sostenibles y específicos para el cuerpo.


Los panelistas creen que tanto los productores como los consumidores deben ser agentes de cambio. Caragh argumentó que la mayoría de la generación más joven preferiría comprar a través de una alternativa sostenible si estuviera disponible. Mientras que Allison señala que una vez que los consumidores comprendan la artesanía y el esfuerzo que implica una prenda de vestir, se apegan a ella y comienzan a pensar en los insumos necesarios para su producción.


¿Es posible tener una economía circular en la industria de la moda? ¿A quién le cabe la responsabilidad del tipo de reparación y reutilización? ¿Al consumidor o al productor? Katekani, una diseñadora famosa por crear ropa masculina a partir de artículos de desecho, cree que es necesario implementar un poco de ambos. Es necesario que se ejerce más presión sobre el productor para que el sistema sea más circular junto con una mejor educación del consumidor. Pero el productor debe llevar la peor parte, ya que ha formado el actual sistema de consumismo. Kiran es un diseñador industrial que trabaja en la India rural para mejorar el nivel de vida mediante el acceso a la electricidad, las necesidades financieras y la utilización del medio ambiente. Él tiene un punto de vista reservado sobre el hecho de que la economía es perfectamente circular. Según él, si los consumidores fueran parte de cada paso del proceso, se identificarían más con la ropa y no se desharían de ella, consumiendo eventualmente menos.


Al hablar de innovación, Allison entiende que la tecnología ha sido útil en la producción de ropa específica para el cuerpo, especialmente para las comunidades subrepresentadas. También ayuda a crear prácticas más sostenibles a través de la innovación y la producción de menos residuos. Adriana, por su parte, aborda la tecnología como algo que debe ser usado con cuidado. Pero puede ser útil a condición de que la usen bien.


Para tener un impacto positivo en las comunidades locales, Kiran reconoce que la tecnología puede impactarlas al hacer que sus medios de vida sean más productivos. Eso reduciría su trabajo físico, y así, haría que ellas sean más autónomas. Caragh siente que darles un pequeño porcentaje de las ventas para oportunidades comerciales puede conducir a la autosuficiencia y, finalmente, al alivio de la pobreza. Katekani identifica que el acceso a la educación y la creación de oportunidades pueden cambiar la vida de los individuos, ya que ellos no consideran como opción salir de su pequeña ciudad.

Cuando se les preguntó cuál es el único cambio que creen que marcaría la diferencia, Kiran respondió diciendo que la sostenibilidad debe considerarse en cada etapa de la producción. Alison cree que es necesario crear una relación entre los consumidores y los productores. Según Caragh, las prácticas laborales son algo importante para enfocarse. Por otro lado, Katekani afirma que la educación es esencial.


En definitiva, el seminario fue muy revelador. Al escuchar los puntos de vista de quienes pertenecen a cada paso de la industria de la moda, uno puede formarse una visión holística del cambio que debe realizarse. En este proceso de producción, el productor tiene que asegurarse de que es cada vez más sostenible, y son los consumidores educados los que deben exigir este cambio. Además, la producción de ropa debe realizarse de tal manera que los consumidores comiencen a formar una relación con cada prenda de vestir.



21 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page