google-site-verification=ldFPMJs5-yw4C3ux8Xv8ENWEiUVKr0YQXFz1pwdIcXE
 

ÁFRICA: Proveedor y receptor de desechos en la Industria Textil




Fuente: The Donkey Sanctuary, consultado el 27 de mayo de 2021

https://www.flickr.com/photos/thedonkeysanctuary/2988795145


Si bien el continente africano no sufre los impactos de los procesos de fabricación como Asia, este se encuentra afectado por otros eslabones de la cadena de la moda: la adquisición de materia prima y desecho de prenda.


Producción de fibras “veganas”: viscosa


Hoy en día, alrededor del mundo se encuentran diferentes tendencias de compra. Por ello, más empresas se encuentran transformando sus procesos y cambiando de insumos y materia prima, buscando alinearse con trends como “sostenible” o “artesanal”. En el caso de la industria de la moda, opciones como la viscosa se está utilizando para promocionar prendas “veganas”.

No obstante, la producción de esta fibra tiene puntos negativos que perjudican los lugares de producción. En este contexto, el continente africano se ve afectado debido a que aquí encontramos grandes productores de viscosa. Por un lado, de acuerdo al reporte “Moda Sucia”, el proceso de transformación de la celulosa requiere químicos altamente tóxicos que perjudican la salud humana. Por otro lado, al obtenerlo desde los árboles, la mala logística está generando un impacto de la biodiversidad como la amenaza de la deforestación, destrucción de hábitats y extinción de especies.


La vida después del primer uso de una prenda


El incremento de la producción de ropa y el corto tiempo de uso de las prendas generan grandes cantidades de desecho textil. Si bien la tendencia de reciclar o donar ha crecido, la mayor parte se desechan en vertederos o se exporta a países de tercer mundo.

Por ejemplo, África es el destino principal de ropa de segunda y en países como Kenia, Uganda y Ghana se pueden encontrar grandes mercados locales, donde se venden productos de Nike, Adidas e incluso Zara. Pero, apenas el 30% de la ropa de segunda puede volver a ser utilizada, debido a la pérdida de calidad de las prendas. El otro 70% se recicla o se incinera, sin embargo, el reciclado no es sencillo porque el proceso es más caro y el incineran perjudica al medio ambiente debido a las toxinas emitidas.


Entonces, ¿qué se puede hacer?


Ante estos factores, las soluciones que brindan diversas organizaciones como Greenpeace o la Fundación Ellen Macarthur incluyen a todos los actores de la cadena de suministro: consumidores, productos, proveedores y grandes compañías. Para el caso de la viscosa no se puede pedir que se pare la producción pero sí exigir un cambio en la cadena de producción. Por otro lado, el desecho de basura se encuentra más conectado con el consumidor, ya que él decide el tiempo de vida que le da a sus prendas.

Sin embargo, cabe resaltar que en ambos casos, las grandes compañías son las que tienen un mayor de influencia para generar un cambio.


Referencias:

Carrasco, Alicia (2017) La viscosa ¿Una fibra sostenible? Fashion United https://fashionunited.es/noticias/moda/la-viscosa-una-fibra-sostenible/2017070724133

Joan Fuster (2019) El negocio de la ropa de segunda mano y su impacto en África UnitedExplanations https://www.unitedexplanations.org/2019/01/25/negocio-ropa-segunda-mano-impacto-africa/

Juan Pedro Chuet (2017) La industria textil no sabe qué hacer con la ropa usada Economía Digital https://www.economiadigital.es/tecnologia/ropa-usada-industria-textil-inditex_406842_102.html


124 visualizaciones0 comentarios